Feminismo futuro

img_0139
2016 ha sido un año en el cual he hecho consciencia y me ha resonado con muchísima fuerza el feminismo.
Tristemente, a mis veintinueve años apenas comencé“des normalizar” la sumisión y el maltrato por el que las mujeres pasamos.

Para mí era algo tan normal como respirar o tomar agua.
Era decir “no entiendo porqué exagerar tanto”
No fue hasta que ví la cantidad de feminicidios que han sucedido últimamente y que sé que han pasado a lo largo de la historia, cuando me cayó de golpe: “Yo podría llegar a ser una de ellas”

Analicé objetivamente eventos en mi vida y concluí en que muchos de esos eventos fueron abusos psicológicos de género. Ahora todo tenía sentido.

No por nada salí hecha trapo de relaciones, no por nada no quería usar shorts para ir al estadio, no por nada me sentía acomplejada con mi cuerpo. Recuerdo esa voz interna que me decía “es tu culpa, es tu culpa”
Siempre mi voz interna, mis enseñanzas, mi bagaje, mi contexto, deteniéndome y juzgándome.

El feminismo para mí significa libertad. Empoderamiento. Llegó a hacer un “switch” en mi pensamiento. Significa tener empatía hacia una misma para reflejarla sobre las personas. Significa aceptar mi cuerpo y reconocerlo como es, sin que nadie más tenga el derecho a opinar o actuar sobre él. Reconozco a todas las mujeres, liberándolas de todo juicio que alguna vez mi machito les adjudicó a sus decisiones y a su sexualidad. Pidiéndoles disculpas y abrazándolas para estar unidas en esto.

Urge un mundo femenino. En donde hombres y mujeres abracen su feminidad, en donde reconozcamos a las mujeres por seres humanos y no por ser mujeres, en donde reconozcamos a cualquier ser humano diferente a nosotros por ser humano. Urge un mundo en donde tengamos respeto por la naturaleza. Pues la naturaleza es femenina y estamos acabando con ella.
Urge un “switch” en el imaginario de las nuevas generaciones.

Necesitamos un nuevo acercamiento a nuestra humanidad y a nosotros mismos. Dejar de nutrir la sobre competencia en la educación y empezar a difundir “nuevos” valores olvidados como la colaboración y la bondad.

Sí, para mí fue un despertar algo tardío pero fue un despertar auténtico. Lo abracé y lo estoy usando a mi favor y a favor de los demás.
El feminismo es para todas y todos.

Texto e imagen por Laiza Onofre

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s