Eres más guapa de lo que te han hecho creer


Las fotos que dejo por acá me las tomó mi amigo Víctor Manuel Rodríguez y no llegaron a mi vida por casualidad, ni tampoco las hice pensando en los otros; las hice justo para sentir el poder de mi propio cuerpo. Unas semanas antes de esta sesión, durante la filmación de un videoclip, me di cuenta de la ansiedad que me provocaba la idea de verme fea, de modo que cuando Víctor me sugirió hacer fotos justo al despertar, aproveché el espacio de confianza para quitarme la ropa y posar sin siquiera arreglarme el pelo.
¿Te has mirado en el espejo después de levantarte? Yo sí. Muchas veces he sentido que nadie debería verme así, incluso llegué a creer que cuando un hombre duerme conmigo, se merece algo por el hecho de que se fleta verme recién levantada: pfff. Me preguntaba por esta sensación tan recurrente, ¿dónde habría surgido y por qué es tan común en las mujeres?
Piensa en todas las cosas que compras para intentar salvarte de esta imagen de ti misma.
¿Qué usas?, ¿qué cosas de las que consumes consideras que son lo mínimo para poder salir de casa y ser vista? En lo personal, mucho tiempo tuve complejos con mi cuerpo, como efecto de esto, durante más de diez años fui adicta a las drogas para adelgazar sin que alguien lo viera como algo malo, incluso fue un hábito que compartí de cerca con mi mamá y otras mujeres que, siendo yo más joven, representaban un ejemplo para mí.
Total, un día me di cuenta que esta sensación de no ser lo suficientemente atractiva, estaba relacionada de forma directa con todo lo que consumía a diario: más de la mitad de las cosas que compraba, eran para sentirme bella o por lo menos visible. Pensé que no podía ser casualidad que tantas industrias funcionaran a partir de que estemos insatisfechas con nosotras mismas.
No estoy diciendo que dejemos todos los productos que solemos usar, se trata más bien de no depender de ellos y no sostener el ritmo consumista de la sociedad a costa de nuestra autoestima, o sea, que los productos no nos usen a nosotras.
Compra y usa lo que te gusta, pero sabe que no lo necesitas en todo momento, ni es requisito para ser bella. Hazte consciente de quién eres y cómo es tu cuerpo. Date cuenta que hay todo un sistema de producción y consumo instalado en que tú te sientas fea: te juro que eres mucho más guapa de lo que te han hecho creer.

Texto: Vale Ria
Fotos: Víctor Manuel Rodríguez (Instagram: @contravectorio)

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s