Sobre feminismo activista (Entrevista a Nora Picasso)

IMG_1155

Hacen falta más abogadas como Nora Picasso. Tendemos a relacionar la abogacía con grandes casos y con personas serias (y sinceramente, un poco aburridas) que velan por el interés de compañías o corporativos masivos con el fin de hacer más dinero. Necesitamos abogadas y abogados que puedan incidir directamente en la vida de quienes la necesiten. Que sus prácticas velen por el bienestar digno y humano de cualquier persona, sin distinciones de género, raza, sexualidad, etc.

La conocí hace seis años gracias a mi primo Tito, pues estudiaron en la misma universidad de derecho acá en Monterrey. Siempre me ha parecido una chica buena onda, sencilla y linda. Desde que comenzamos con el blog tenía la inquietud de platicar con ella, pues pienso que realiza prácticas feministas que van más allá de la zona de confort, y también, creo que es una persona muy apasionada por la causa. 

Tuve la oportunidad de platicar con ella este diez de mayo. Nora está en Bogotá por lo que bastó una llamada por skype y un café para charlar a gusto. Allá trabaja como académica en la Universidad de Los Andes, investigadora y activista.

Imparte la materia de cine y discriminación a alumnos de la facultad de derecho de la Universidad de Los Andes. Dentro de la misma, es iniciadora de la campaña #NoEsNormal , la cual se encarga de visibilizar y generar diálogo en torno al acoso dentro de las universidades.

Forma parte de PARCES, una ONG que busca construir espacios que rompan con la norma, así como velar por la salud y los derechos de las personas trans.

Nuestra charla fue casual pero bastante enriquecedora. Me llevo aprendizajes para ser mejor feminista y, con un poco de suerte, mejor persona. Pues la charla me motivó a perderle el miedo a seguir hablando, escuchando y seguir practicando el feminismo. En fin, aquí les dejo un extracto de nuestra conversación. Espero la disfruten.

 

¿Cómo fue tu despertar al feminismo? ¿Fue un proceso o un momento específico?

NP: Creo que siempre he sido feminista, pero también creo que ha sido un proceso largo. Mi casa nunca fue un lugar en el que “las mujeres hacen X y los hombres hacen Y”. Mi mamá trabajó toda la vida, nunca fue dependiente de mi papá, ni tampoco le “pedía permiso” para hacer sus cosas. Siempre los vi como un equipo. Nunca me pusieron a “servir” a mis hermanos. Siempre pude expresarme, quejarme y rebelarme contra las cosas que no estaba de acuerdo.

Por esto para mí siempre fue muy chocante cuando alguien quería decirme lo que podía o no podía hacer: “no puedes tomar porque se ve mal”, “tienes que hacerte valorar”, “no puedes decir groserías”, “tienes que hacerte del rogar para que te quieran”, y un GRAN etcétera. Y digo que esto fue un proceso porque a pesar de que mi casa era relajada, el machismo es algo que está muy impregnado en la cotidianidad. Sabía que no estaba de acuerdo con ciertas normas sociales, pero de todas formas me sentía mal por la manera en que la gente juzga (especialmente en ciudades pequeñas). Fue hasta que empecé a leer sobre feminismo que me sentí profundamente identificada y, además, respaldada. Yo no era la única “loca” que estaba inconforme sobre las cosas que se les imponen a las mujeres. Antes de mí han habido miles de mujeres luchando por hacer de este mundo un lugar menos hostil para nosotras. Y ahí es que me comencé a hacer más consciente, situaciones que antes me parecían “normales” ahora ya no lo eran, comentarios y chistes de los que antes me reía ahora me molestaban. Por esto también creo que ha sido un proceso, yo misma me he transformado en la manera en que vivo y veo el mundo.

 

¿Cómo ha sido tu experiencia en PARCES y cuáles han sido los retos más grandes que has presentado en el colectivo?

NP: Ha sido una experiencia muy enriquecedora. Llegué a PARCES cuando había muchas menos personas y en momentos en el que ciertos proyectos estaban arrancando. He aprendido mucho sobre lo que significa estar en una organización y tratar de hacerla funcionar. Vaya, no solamente el trabajo meramente jurídico sino también organizacional.

Creo que un primer reto fue el tema de ser extranjera, yo estudié derecho en México y ese fue lo que me enseñaron, fue también momento de sentarme a estudiar, preguntar y comprender cómo funciona el sistema colombiano. Otro reto es que muchas veces el trabajo del día a día te entristece. Todos los días pasa algo nuevo, pero dentro de un problema que lleva muchísimo tiempo. A veces sientes desesperanza, sientes que nada cambia y te empiezas a cuestionar si verdaderamente vale la pena lo que estás haciendo. Claro que esto desaparece cada que pasa algo bueno: que ganas un caso, que colaboras para que una persona mejore su situación, etcétera. Pero a veces hay días difíciles.
Sobre la campaña  #NoEsNormal, ¿De qué trata la campaña? ¿Has observado cambios palpables en los estudiantes y maestros desde que #NoEsNormal fue implementada?

NP: #NoEsNormal es una campaña que busca visibilizar y concientizar sobre las situaciones de acoso y discriminación que suceden en los contextos universitarios. La idea es poner el tema sobre la mesa, comenzar a hablar de él, desnaturalizar comportamientos que nos parecen “normales”. Nosotras recogemos testimonios y publicamos afiches y videos con los testimonios, se circulan en redes y se ponen alrededor de la universidad. No tendría datos para afirmar que sí ha habido un “cambio palpable”, pero definitivamente sí ha generado que el tema se discuta. Ha aumentado el cubrimiento del tema en medios, hay más eventos en la Universidad sobre el tema, incluso se creó un Comité contra el matoneo, el acoso y la discriminación. A pesar de que tenemos muchísimas críticas a los reglamentos y las formas en que funciona este Comité, el solo hecho de que exista ya implica que es un tema al que se le están destinando recursos (aunque no los suficientes).

#NoEsNormal video
noesnormal

¿A qué crees que se deba esta nueva ola de feminismo?

NP: No sé si le llamaría “nueva ola”, pero creo que el feminismo se ha vuelto un poco más “famoso”. Cada vez hay más gente hablando de esto (para bien o para mal). No sé a qué se deba pero creo que las redes sociales han ayudado mucho. El hecho de que artistas, personas “famosas”, youtubers, etc. opinen sobre esto, ha generado que el tema se mueva muchísimo más que antes.

¿Qué futuro imaginas o proyectas para nuestra cultura en tema de feminismo e inclusión? ¿Crees que esta fuerte ola conlleve cambios en las estructuras sociales y culturales?

NP: Tengo días de esperanza y tengo días de depresión. Hay algunos días en los que pienso que todo es horrible y no sirve de nada lo que estoy haciendo… pero luego pasan cosas que me reviven la esperanza y me hacen pensar que, poco a poco, hay cambios.

¿Quién es tu mujer/ feminista / artista favorita y por qué?

NP: Creo que esto cambia mucho con el tiempo. En este momento soy super fan de Malena Pichot. Es una comediante argentina que lleva unos años haciendo videos y mini-series en las que introduce el tema de género con mucho humor. De un tiempo acá llevo pensando que tal vez los que nos hace falta a las feministas es utilizar el humor

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s