Alejandrina

Imagen 97IMG_1935

Si pudiera definir a Alejandrina en dos palabras, probablemente serían humildad y talento. Me parece que éstas dos, son virtudes que rara se encuentran juntas. Sobre todo, en el mundo del arte, donde la lucha de egos es la que en muchas ocasiones domina al circuito artístico.

Parte de lo que me motiva a escribir sobre Alejandrina y su trabajo, es señalar un par de cuestiones que han llamado mi atención sobre su vida profesional, desde mi lugar como mujer y como creadora.

Conociéndola desde que estudiamos juntas la carrera, me parece que ha sido una de las personas que ha permanecido más activas y constantes con su trabajo. Siempre inclinada hacia el dibujo y constantemente reinventándose a ella misma y a su técnica. Manteniéndose fiel a su tema central: la nostalgia. Ilustrando meticulosamente espacios habitados y desalojados,  juguetes y rostros de conocidos y desconocidos.

 

 

 

Sin embargo, todo este esfuerzo y trabajo pareciera no ser suficiente para la escena artística local. Mucho de su mejor trabajo ha quedado excluido de convocatorias y concursos renombrados de la localidad mientras que, en el extranjero, hay más ofertas y reconocimiento para ella ¿Qué es lo que pasa?

Desde mi perspectiva, el arte, como muchos rubros de la vida están dominados por hombres. Hombres que quieren seguir conservando esta estructura de poder. Es la viva prueba de que si eres mujer, te tienes que esforzar el doble y el triple para ser reconocida.

Tal vez ésta no sea la única razón, pero llama mi atención que mientras aquí rechazan su obra más destacada, ella prepara su próxima exposición fuera del país. Es cierto, ha sido apoyada y ha tenido dos exposiciones individuales, pero me parece valioso mencionar que, cuando llega el momento de pasar por un jurado, su obra se ve retenida.

No olvidemos el caso de Carmen Herrera (que no tiene relación alguna con Alejandrina) quien apenas a sus 96 años se le reconoció su trabajo, cuando a Ellsworth Kelly , al mismo momento y en el mismo estilo de producción se le reconoció por mucho más, así como muchas mujeres en el arte

Es importante preguntarnos  ¿Qué tanta proyección están teniendo las mujeres en el arte local ? ¿En dónde se les prestan espacios y en dónde se  les cierran? y, por el último si el arte cuestiona constantemente las prácticas sociales ¿Qué está pasando con las prácticas artísticas internas?

Laiza Onofre

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s